Aún recuerdo lo bien que me sentía al escribir cuando tenía la mente torturada.

Sienta bien soltar toda esa mierda que se nos queda dentro. Es una vía de escape rápida.

A veces es mejor soltarlo en forma de letra en la red, donde tan sólo eres un texto más entre tantos, que hacerlo con sonido delante de personas que no escuchan más allá de su voz.

En fin, hoy no soltaré desahogo alguno, simplemente quería comprobar si seguía funcionando éste método.

¿Y tú qué opinas?

Anuncios